Bitácora de un alma libre

1
viernes, julio 08, 2016
" Uno de mis sitios favoritos para llorar es el coche, las lágrimas se van con los km. En un simple trayecto Madrid - Talavera puedes resolver tu madeja de sentimientos cual monstruo de colores y vaciarte, abrazar tu tristeza y tu vacío, entenderlos, quererlos y mimarlos para recomponerte en el km 119, mientras cantas Adele a voz en grito, y bajar del coche con una sonrisa. Es curativo."


1 comentario:

  1. La misma esencia del Dolor hace que solo la aceptación del mismo sea transmutadora y reparadora en sí misma. El dolor nace del espíritu y cuando vuelve a el desaparece. Por eso, km a km como tú bien dices, vas "comiendote" ese dolor hasta que desaparece dentro de ti y lo digieres.

    ResponderEliminar

Páginas vistas en total